La chica “perfecta”

Le dicen “la chica perfecta” pero no como halago sino en son de burla. Siempre sonríe y muy a menudo carcajea a todo pulmón, no es timida al decir lo que piensa pero su dulce voz, como de niña, hace que los demás no la tomen en serio y la vean con alegria… excepto esas otras personas… dicen que no es justo que esa chica sea feliz, que lo tiene todo y por eso no necesita sufrir, que algo esconde, que a lo mejor solo finge, que cuando te das la vuelta ella te criticará, que los “dones” que tiene no se los merece y no hay que quererla demasido.

Sin emabargo, ella no tiene una vida perfecta. Cada mañana al amanecer ha de convencerse de que debe abrir los ojos, obligarse a respirar profundo y vivir un día más. Su mente es atacada constantemente por sentimientos de inutilidad, su corazón a veces duele al palpitar tan de prisa por el miedo de volverse a equivocar, suele decir que tiene mucho sueño y que esta cansada pero no es sueño es nostalgia acumulada.

Aún así, ella sí es feliz. Esta muy entretenida tratando (a veces en vano) de ser una mejor persona cada día y no le queda tiempo para llorar, no quiere prestarse atención a si misma, quiere ayudar a los demás, esta ocupada queriendo a quienes la quieren y cuando se entera de que alguien la crítica, lo olvida pronto porque surge algo nuevo que desea lograr.

Esa chica no es perfecta, pero siente que si se esfuerza, ella y sus amigos, algún día lo serán.

 

“Si no me quieren como soy, solo les queda intentar destruirme”


 

 

Fotos que utilize sin pedir permiso pero que a nadie le importa, gracias igual:

Cuando no despiertes

Nunca sabes si esa es la ultima ocasión en que podrás estar frente a esa persona, mirarla, escucharla. ¿Te agrada? ¿le odias? ¿le amas? eso se vuelve irrelevante en el instante en que descubres que quien creias que estaria alli por siempre…

¿Que fue lo ultimo que le dijiste? ¿fue honesto? De haber sabido que seria su ultima vez juntos ¿le habrias mentido para hacerle feliz? ¿Y si no le prestaste suficiente atención a lo que te decia? ¿Y si te pidió ayuda pero tu no le entendiste? Quizás volviste a ser cruel y le ignoraste. ¿A quien culparemos? Pero todo ello no importa, nada puedes cambiar porque lo que creiste sería eterno…

“Recuerda con mas fuerzas, recuerdalo, solo un poco más, porque las simples memorias por si mismas empiezan a desvanecer.”

Inútil sinceridad

No me enojé, ni me senti decepcionada, tampoco me sorprendí, estuve triste unos días, me dolió un poco el corazón. Solo estoy, insatisfecha, me voy con la sensación de que se me dijo no la realidad sino lo que yo deseaba escuchar. Sus palabras precisas, sus frases tan bien formuladas. ¿Cuantas veces las practicaste para que sonara perfecto? Y aún así, yo, ​ las repetí una y otra vez en mi mente, como si de un acertijo se tratará, creyendo que entendería qué era lo que en realidad sentías o si no sentías nada.

Tal vez haya dejado de ser egoísta

koe-no-katachi-

Desde hace mucho me he considerado egoísta, no se confundan no soy el tipo de personas que no te presta sus libros y si puedo ayudarte con tus tareas, te ayudo. Me he sentido egoísta por otras razones.

Desde siempre he estado en mi propio mundo. Meditando me he dado cuenta de que no he sido muy comprensiva con los sentimientos de los demás y rara vez me he puesto en la situación de otros para tan siquiera intentar comprenderlos un poco. Todo el tiempo preocupándome por mi, encerrada en mis pensamientos tristes sin recordar que no soy la única que… ya saben. Continue reading

Sin despedida

Solo entonces me di cuenta de que bajo esa dulzura había también melancolía. Esos ojos que se hacían pequeños al reír eran capaces de alojar lágrimas. Ella no se merecía guardar tantos secretos. Y al saber tal verdad, lloré, desconsoladamente como una niña cuando por primera vez se ve obligada a enterrar a su mascota. Surgieron en mi las preguntas sin respuesta. “¿Cómo no me entere antes?, ¿por qué nadie me lo dijo?,  Tal vez ella pensó que no les importaba, que a mi no me importaba. ¿Tendré yo la culpa? ¿es que nunca le dije cuanto la apreciaba? Seguramente lo olvide, igual que olvido muchas cosas, así como olvide responder a su mensajes. En realidad  ¿cuantos amigos tiene?, ¿sale con alguien?”. Mi amiga era una desconocida. Los colores de mi mente se volvieron escasos y débilmente me desplome en el sillón. Pensaba que milagrosamente encontraría una solución, que al igual que en las películas un héroe vendría en auxilio. Pero, ya nada se podía hacer. Ella se había ido y yo no tenia el valor para seguirla tan lejos. Mi amiga se había convertido en un dulce reflejo.