Gotas, recuerdos

¿Puedes escuchar las gotas golpear contra el techo?

son sonidos agridulces que traen recuerdos.

Es verdad y lo siento,  he intentado olvidar

pero la neblina hace volver incluso lo que no existe.

Aquí, bajo el techo de recuerdos que desea desplomarse

el viento, la brisa, resuenan contra mis opacas memorias

y entonces no puedo evitar preguntarme

¿cuántas tardes lluviosas he de seguir contemplando?

Gracias

Aunque no sea tan importante en tu vida
gracias por recordarme
por hablarme
y animarme.

A pesar de que pueda ser insoportable
gracias por tolerarme
por comprenderme
y ser amable.

Y ahora sólo espero me perdones
por no decir  “gracias”
por no entregar esta carta
por borrar de aquí tu nombre.

Disculpame
por ser tan obstinada
por negar tu recuerdo
y negar que sí te aprecio.

Tal vez un día me acerque y entonces diga lo que siento.

Una razón…

El invierno dirá adiós
Podría irme junto a él
Tal vez al verme llorar
Las nubes decidan hacerlo también
Y no habría tanta soledad

¿hay razón más absurda para llorar…?

Y si no es posible mi partida
Quizás tu, querida lluvia
Sólo es un único favor
Podrías llevarte contigo mis lágrimas
Así al menos tendrían compañía

¿hay razón más común para llorar…?

Cada cinco instantes
Destellos en mis ojos
Rocío de lágrimas que escapa
Un dolor en mi cabeza
Y un nudo en mi garganta

Pero tal vez, no hay mejor razón para llorar que el que te olviden y tener que olvidar.

Orgullosas lágrimas

Sawasawa.full.1459884Orgullosas lágrimas

No quieren ser vistas

No desean compasión

Odian las miradas

Huyen de las preguntas

Quieren desaparecer, pero…

El corazón se los impide

Dice tener una excusa:

Él desea poder llorar de alegría algún día.

N.N

Aquella promesa

Me hicieron jurar que te protegería
“En ti confiamos” me dijeron aquel día
De modo que, con el corazón prometí
que a tu lado siempre estaría.

Entonces ellos se fueron
Y yo intente aquellas palabras cumplir
Aunque un final diferente resulto
Pues quien mayor valor mostró fuiste tu.

Con tus inocentes frases tontas
Me enseñaste a todo el tiempo sonreír.
Con tu rara forma de ver las cosas
Aprendí a reírme de las personas.

¿De dónde sacas tal resplandor?
Quizás nunca lo sabre, pero…
Escúchame y cree en lo que te diré:
Prometo jamas llorar frente a ti
Si tu prometes seguir siendo feliz.

✿N.N

 

Su soledad

Toda la vida amó la soledad,
Alejándose de las personas,
Así encontraba su felicidad.

No necesito los regalos,
No extraño a los amigos,
No le hicieron falta los abrazos.

Solo esperaba a una persona
Alguien que entendiera,
Que le comprendiera.

Y aunque quizás jamás llegue
Esperara con anhelo
Con la mirada al cielo.

Y si necesario fuese
Si tuviese mil años que contar,
Esperara hasta la eternidad.

✿N.N