Mira el cielo

Mira el cielo, ¿ves las estrellas? Muchas de ellas ya están muertas, pero su resplandor es tanto que aun después de tantos años ellas siguen brillando.

Tal vez para que así un día alguien pueda decir a quien quiere y aprecia: “Sal fuera y mira el cielo. Mi cariño por ti es más poderoso que todas las estrellas. Porque a diferencia de ellas, aunque yo muera, mi cariño seguirá encendido, no por unos minutos, ni por miles de años, sino por la eternidad”.